Bordillos sin rebajar, aceras imposibles… deficiencias en la movilidad

Moverse por según qué calles del barrio de Casetas puede convertirse en una verdadera odisea, sobre todo si eres una persona con movilidad reducida, llevas muletas o caminas con el carrito del bebé.

Buena parte de los bordillos que limitan con pasos de peatones (como el de la foto) están sin rebajar y complican el tránsito para los peatones. “Muchos acaban caminando por plena calzada por las complicaciones que presentan algunas aceras”, explican los portavoces de la asociación de vecinos de Casetas.

La entidad vecinal lleva tiempo reclamando al alcalde pedáneo que traslade esta necesidad al Ayuntamiento de Zaragoza. También se quejan de otros problemas, como aceras excesivamente estrechas o incluso de acceso imposible, como también se puede ver en la galería de fotos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 5 =